Sunday, April 12, 2009

Ramón Martínez Ocaranza


Este 15 de abril se cumplió 94 años del nacimiento del poeta Nicoláita Ramón Martínez Ocaranza.



Destacado poeta contemporáneo, gran luchador social y amigo de personajes de las letras mexicanas como José Revueltas, Enrique González Rojo, Efraín Huerta, y Pablo Neruda, quienes reconocieron su extraordinario talento, Martínez Ocaranza ha sido víctima del olvido, a pesar de su importante trabajo poético y sus aportaciones en el terreno de la investigación histórica de la literatura mexicana debido a que por la década de los 60 era necesario vivir en el Distrito Federal y ser apadrinado por alguna de los grupos culturales que se movían en la capital de país, de otro modo sólo eran considerados escritores de provincia. No obstante que a lo largo de su trayectoria publicó cerca de 20 libros, su trabajo poético es prácticamente desconocido, ya que, opina la escritora Leticia Esquivel, no se le ha dado la importancia que merece, aun cuando en su momento gente muy prestigiada hizo comentarios importantes de su obra.


Al igual que su personalidad la poesía de Martínez Ocaranza es intensa, poco convencional, singular, de grandes virtudes líricas y fuerza dramática, testimonio de una vida entregada al arte de revelar los misterios de la vida, teniendo como instrumentos la verdad y la belleza.
Con el objetivo de paliar la lectura eclipsada de su universo poético, el Departamento de Literatura y Fomento a la Lectura de la Secretaría de Cultura, publicará la obra reunida del poeta de Jiquilpan en dos tomos que ofrecerán una visión más completa de su poética y que constituirán una de las cartas fuertes a presentarse en la próxima versión de la Feria del Libro del Palacio de Minería.


Juan García Chávez, encargado del Departamento de Literatura y Fomento a la Lectura, refirió que en coordinación con la Fundación Cultural Ramón Martínez Ocaranza trabajan en la edición de la obra reunida que inicialmente se proyectó en un solo tomo, pero que en el devenir del proceso editorial se resolvió dividir la publicación en dos tomos que arrojan luz sobre dos grandes etapas poéticas del autor.


Este libro se pretende presentar el primer tomo en las fechas próximas al 8 de mayo en que se celebra también el natalicio de Miguel Hidalgo.


Sobre la naturaleza del primer tomo de Poesía Reunida de Ramón Martínez Ocaranza puntualizó Juan García Chávez: “reúne los libros publicados desde 1941, año en que publica su primer texto, Al pan, pan y al vino, vino, hasta 1968 con la publicación de Otoño encarcelado”. Al contemplarse este periodo creativo, entonces se incluirían en el primer volumen los siguientes libros: Al pan, pan y al vino, vino, Ávido Amor, Preludio de la muerte enemiga, Muros de Soledad, De la vid Encantada, Río de llanto, Alegoría de México, El libro de los días y Otoño encarcelado.


Los libros poéticos de Ramón Martínez constituirán la parte central del primer volumen de Poesía Reunida, edición que contempla otros dos apartados de contenido sobre los cuales abundó García Chávez: “un primer apartado incluirá textos críticos en torno a la obra de Ramón Martínez Ocaranza, en el cual hay nueve textos de escritores como Ernesto Hernández Doblas, Ofelia Cervantes Villalón, Juan Retano, Ricardo Cortés Tamayo, Efraín Huerta, Manuel Ponce, Enrique González Rojo y además incluyen algunos de los prólogos que el propio poeta escribió a sus libros que se están antologando. El tercer apartado del primer volumen incluye una serie de fotografías de Ramón Martínez Ocaranza de la época previa al 68”.


En septiembre de este año, refirió Juan García, se publicará el segundo volumen de la Poesía Reunida de Ramón Martínez Ocaranza a propósito del aniversario luctuoso del poeta (21 de septiembre de 1982). Este segundo tomo integrará los libros de poesía publicados a partir de 1968 y hasta su muerte. En este periodo y todavía en vida publicó, según referencias del Diccionario de Autores Michoacanos: Elegía de los triángulos, Elegías en la Muerte de Pablo Neruda y Patología del Ser. Después de su muerte salieron a la luz: La Edad del tiempo y Vocación de Job. Además se integrarán poemas que el autor publicó en distintas revistas y publicaciones periódicas.


El titular del Departamento de Literatura y Fomento a la Lectura confía en que con esta edición se salda una deuda con el poeta, aunque enfatizó que aún existen muchos textos inéditos de este autor: “comentaba el otro día la maestra Rosario Herrera que Ocaranza tenía una caja en la que echaba muchos textos que a lo mejor él no veía muy pulidos. Que le contaba a Ofelia que esos textos eran basura para él y que no fueran a caer en manos estériles, en manos de alguien que los fuera a potenciar o que se los agencie. El año que entra seguramente estaremos trabajando lo inédito, principalmente en poesía”.


Con esta edición, las condiciones están dadas para propiciar una mayor proyección del poeta incluso a nivel nacional, en razón de ello Juan García comentó que la Fundación Ramón Martínez Ocaranza tiene propuestas para presentar el libro en el Distrito Federal y probablemente en el Palacio Nacional de Bellas Artes, en tanto, la instancia de la Secum buscará presentar la obra en los estados de la región centro-occidente y colocar la publicación entre los bardos que participarán este año en el Encuentro de Poetas del Mundo Latino, esperando que algunos de ellos escriban sobre Ocaranza en sus países de origen.
Fuente: Diario La Jornada Michoacán

2 comments:

César Tavera Montero said...

Efectivamente, y aunque tardío, urge un reconocimiento al maestro nicolaita de "Literatura Española", sacando del cesto de la basura su abundante obra poética; los poetas, escritores y editores actuales han sido ingratos e injustos con él, muchos no saben de su existencia, menos su producción de espíritu rebelde, indómita. Poeta congruente y convicto izquierdista, cautivante docente, guía ideológico de universitarios en los años 60as. Se nos fue como muchos poetas de provincia, desdeñados pero trascendentes, a los que aqui dedico una modesta ovación.

César Tavera Montero said...

Efectivamente, el sector cultural, poetas, escritores y editores tienen en ingrato e injusto olvido a mi maestro nicolaita de "Literatura Española", Ramón Martínez Ocaranza,los jovenes actuales, inclusive poetas envueltos en frivolidads, no saben de su vida, menos de su abundante obra no sólo poética sino como líder social y guia de estudiantes de los años 60as; lo más grave, no les interesa saber ni leer nada. urge se difunda se fecundo quehacer sembrador de letras, basta con algo de tierra fértil para provocar su fecundación y fructuficación. Por mi parte una modesta ovación al congruente y convicto izquierdista que fue y se nos fue, como otros desdeñados poetas de provincia.